Coger distancia, alejarnos de nuestro día a día y sacudirnos la rutina de nuestra zona de confort ayudan a despejar la cabeza, activar las ideas y agudizar el ingenio.

Pin It on Pinterest

Share this!